Google+ Followers

UVA


El UVA, ya ha cumplido 40 años como agrupación, y eso no es poca cosa, la amistad y el rugby se llevan el corazón de cada integrante, en el vestuario se respira esa garra que siempre lo caracterizó

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 13 de septiembre de 2011

CELESTE Y BLANCO, EN NUEVA ZELANDA


Dunedin en celeste y blanco
Escrito por Juan Easdale, Enviado Especial a Nueva Zelanda    Domingo, 11 de Septiembre de 2011   


  
10 de septiembre, una marea celeste y blanca pintaba de cielo la George Street. Bombos, disfraces, caras pintadas, camisetas y demás mostraban a la ciudad neocelandesa como un apéndice de Argentina. Ingleses también había y muchos, pero los argentinos somos así, nos adueñamos del lugar. "Somos locales otra vez", cantaban. Rugby Full estuvo ahí y te lo cuenta y muestra desde adentro.
El Octagon, plaza central de Dunedin, calentaba el ambiente para lo que luego se viviría en el moderno y hermoso Otago Stadium. Argentinos e Ingleses se toreaban con cánticos alusivos a todas las rivalidades que se pueden imaginar, pero al momento de medir en forma y fuerza, los enfundados con el alma Puma hacían diiferencia. "El que no salta es un inglés, el que no salta es un inglés", sonaba a más no poder y el piso se estremecía. Cordobeces, salteños, jujeños, rosarinos, porteños, toda la Argentina estuvo alentando.
A falta de pocos minutos esa marea celeste y blanca se fue volcando hacía el estadio y nada hacía pensar que esas calles no fueran un apéndice más de nuestro país. Luego de días a puro inglés todo hacía parecer que las cosas volvían a su normalidad argenta. 
Banderas por doquier enfundaron el coliseo como cualquier estadio de nuestro país. El himno entonado por los gladiadores en la cancha y sus seguidores en las tribunas le puso la piel de gallina a más de uno. Nunca en mi vida viví algo de ese modo, sí, lo digo en primera persona porque lo vale. Los silbidos a Wilkinson ensordecíeron cada rincón de la cancha.
Perdimos, sí, pero lo vivido el 10 de septiembre en Dunedin fue impresionante. Porque fue el día en que todos alentaron, porque fue el día en el que se demostró que se puede jugar como los mejores, porque el día en que todo fue celeste y blanco, porque fue... "El día que Dunedin fue Argentina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos esperando tu comentario