Google+ Followers

UVA


El UVA, ya ha cumplido 40 años como agrupación, y eso no es poca cosa, la amistad y el rugby se llevan el corazón de cada integrante, en el vestuario se respira esa garra que siempre lo caracterizó

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 5 de noviembre de 2011

ALIMENTOS ORGÁNICOS

Alimentos orgánicos, un estilo de vida

No contienen fertilizantes ni pesticidas químicos. Se rigen por el concepto de sustentabilidad de la salud y el ambiente. La premisa es vivir mejor y cuidar la tierra. Toda una eco-filosofía

  • 1
  • de
  • 1


  • Por Josefina Edelstein 30/10/2011 20:39
    Especial
    Producir y consumir alimentos orgánicos es tan saludable para los consumidores como para los productores, porque su elaboración alejada de manipulaciones genéticas y la acción de agroquímicos, pone en movimiento un círculo virtuoso en el que hasta nuestro agobiado planeta resulta beneficiado. Esta certeza se encuentra en la base de lo que ya se menciona como la "revolución orgánica", que en Europa hizo cabeza de playa en las góndolas de las grandes cadenas de supermercados, un desembarco que al menos en Argentina está todavía lejos de producirse.
    "Es una actividad sana para el productor, para el consumidor, para el medio ambiente y genera mano de obra", señala David Rubín, co-propietario junto a su esposa Verónica González, de Frutos de la Granja y Eco Molle, emprendimientos destinados a producir hierbas y frutas orgánicas tanto en La Granja como en cercanías de Jesús María. Sus plantaciones son variadas: tunas, olivos, almendras, cerezas, nueces, romero, cedrón, melisa, poleo, peperina, menta y lavanda.
    Mientras señala los obstáculos "mecánicos" para hormigas (goma espuma con grasa para evitar que trepen a los frutales), Rubín considera que la suya "es una ocupación que tiene que ver con un estilo de vida diferente, para quien produce y para quien consume". Podría decirse que el consumidor ingiere alimentos 'sin estrés' y que la misma actividad de producirlos en una pequeña huerta o en algunas hectáreas, baja los niveles de tensión, y hace bien al cuerpo y a la mente. Diríamos, una eco-actividad de puro bienestar.
    Conseguirlos no es fácil
    En Córdoba, los alimentos orgánicos se cultivan en zonas de Traslasierra, en San Carlos Mina y Capilla del Monte y en general tienen como destino la exportación o Buenos Aires, el gran mercado nacional para estos productos, a partir del poder adquisitivo de los porteños, ya que no son baratos debido a las características de la producción. En Córdoba es difícil conseguirlos. En general, se encuentran en las casas que venden delicatessen. "En cuanto a verdura y fruta fresca, la cosa se hace más difícil", señala el productor.
    "No obstante, en la ciudad, en tu propio jardín, con escasos metros cuadrados podés tener tu propia huerta orgánica, abastecer a tu familia y desarrollar una actividad que descargue", agrega Rubín.
    Las reglas para un cultivo orgánico en escala comercial o doméstico son las mismas: nada de pesticidas ni fertilizantes químicos. Las plagas como hormigas o insectos voladores se combaten con obstáculos o con especies que los desorientan. La fertilidad del suelo se consigue con abonos naturales, compost o lombricompuestos y las malezas se extraen a mano.
    Estilo sustentable
    El respeto de estas condiciones para los cultivos a gran escala (algo fundamental para la tranquilidad de los consumidores), está garantizado por años de seguimiento por parte de entes que auditan la cadena de producción y la certifican. En el caso de una huerta familiar para autoabastecimiento de productos sanos y relax, depende de autocontrol de los encargados de su cuidado.
    Uno de las grandes beneficiarios de los cultivos orgánicos es el ambiente; por eso mismo una de sus condiciones es la de ser sustentables. "Lo de sustentable indica un cuidado responsable del medio ambiente. La agricultura orgánica mantiene e incrementa la fertilidad de la tierra donde se cultiva, para que pueda ser utilizada en el tiempo y no se agote como por ejemplo con la soja. Se trata de mantener la fertilidad del suelo, para cubrir necesidades fisiológicas y ambientales", sostiene Rubín.
    Mientras el mundo discute cómo producir cada vez mayores cantidades de alimentos para abastecer una creciente población mundial sin terminar con las selvas y bosques, y agotar los recursos naturales, la agricultura orgánica ofrece su aporte a la salud del hombre y el planeta.
    Arrope premium
    Los alimentos orgánicos no se limitan a los frutos extraídos en estado puro de la tierra, sino también a productos elaborados de acuerdo con normas naturales, sin aditamentos ni conservantes.
    El arrope de tuna se elabora aún hoy como lo hacían antiguamente las abuelas en el norte profundo: pelar los frutos y después cocinarlos con o sin cascos, hasta lograr la jalea o el arrope, sin necesidad de agregarle azúcar gracias a sus niveles de fructosa y glucosa. Luego se almacenaba para el resto del año.
    Sin embargo, a pesar de su tradición y su presencia en la cocina criolla, esta "mermelada" ancestral sigue siendo sub-valorada en el mercado argentino: relegada a la condición de producto regional, es difícil de conseguir.
    Pero como muchas veces ocurre, el reconocimiento que no se logra por casa, se obtiene (con creces y sin prejuicios) en otras tierras. Así fue como ocurrió en una exposición de alimentos orgánicos realizada en Italia, a donde David Rubín llevó una muestra de arrope de tuna cordobés y que fue calificada por los especialistas europeos como "alimento para bebé", que en la jerga de lo orgánico implica todo un elogio: ser un alimento premium.
    Dicen que nadie es profeta en su tierra, y al arrope de tuna parece calzarle está sentencia. Las abuelas del norte cordobés han estado produciendo desde hace siglos un alimento (una mermelada light), que hoy es considerado de vanguardia en Europa, pero que es difícil de conseguir en el mercado argentino.
    Buscá el sello
    Todos los productos orgánicos deben llevar en su envase, el nombre y logotipo de la certificadora que asegura su calidad. Si bien esto no se respeta a rajatabla, procurá consumir alimentos con certificación.

    Orgánicos para todos

    El concepto de sustentabilidad y mejor calidad de vida se aplica a muchos otros productos, aunque no siempre se consigan en Córdoba y ni siquiera en el país. De todos modos, hay pañales orgánicos, alimentos para animales, flores y cosméticos que entran en esa categoría.
    Las bondades del pan integral
    Charlie es un elaborador de productos con harina integral para panes, tartas y pizzas. El pan que produce con semillas, es una exquisitez que se vende en locales conocidos como "dietéticas", aunque lo que ofrezcan se relacione con alimentos naturales y saludables.
    A pedido de varios interesados, un sábado dictó un taller donde aprendimos a poner las manos en la masa integral. La elaboramos con harina de trigo candeal, sin refinar. De esta manera se aprovecha toda la riqueza de la fibra del grano de trigo, que sirve para mejorar el ritmo intestinal y por lo tanto, el estreñimiento. También es útil para eliminar el colesterol.
    Charlie enseñó cómo usar la levadura (si el pan tiene en exceso, resulta ácido) y las diferentes texturas de pan que se obtienen según el tipo de producto que se use para ligar (grasa animal, aceites vegetales, leche, huevo y manteca).
    Llegó el momento de amasar y cada quien hizo su aporte (se notaba que había gente con verdadera destreza para el amasado) hasta lograr la consistencia y textura ideales. El objetivo para un buen pan, era conseguir un bollo de masa liso y que no se pegoteara, para lo cual hubo que sobar con ganas durante unos cuantos minutos.
    Con esa base, usamos una parte de masa a la que le incorporamos semillas de lino y girasol para obtener el pan y otras partes se ajustaron para pizza y tarta.
    Luego, cada cosa se acomodó en su molde y al horno. Finalmente, degustamos nuestras obras comestibles. Nos despedimos con la panza llena y con la vivencia de haber descargado varias dosis de estrés.
    Una excelente práctica que conjuga bienestar físico, mental y emocional.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Estamos esperando tu comentario