Google+ Followers

UVA


El UVA, ya ha cumplido 40 años como agrupación, y eso no es poca cosa, la amistad y el rugby se llevan el corazón de cada integrante, en el vestuario se respira esa garra que siempre lo caracterizó

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

SCRUM , ATAQUES

ATAQUE DESDE EL SCRUM

Aunque en el juego moderno haya menos scrums complicados, el scrum sigue siendo el arma de ataque más importante, mientras se realice con elegancia (prolijidad) y efectividad. Debido a la estructura del “juego moderno” y a las reglas que cambian (regla de ventaja), el número de scrums por juego ha disminuido de un promedio del 30 en la década del 80´ y del 90´ hasta 15 en los 2000.

Hubo recientes partidos donde el número de scrums estuvo como única figura. Los Puristas puritanos:(que defienden, no admiten cambios), ¿están pronosticando? solicitando la desaparición del scrum como evidencia de que nos estamos encabezando hacia la manera en la cual la Liga lo juega. Esta línea de pensamiento es incorrecta. Si bien en el juego de hoy hay menos scrums, esto no disminuye la importancia y el ser único de esta porción de juego. De hecho, el scrum, aplicado correctamente, se convierte en la plataforma esencial de ataque en el juego moderno y maximiza las opciones de ataque.

Objetivo

Este punto de vista identificara a la complejidad y a la extrema importancia del scrum dominante en ataque, cómo y cuándo usarlo y, luego, la aplicación técnica y necesaria para realizarlo.

General

Parece que en varios lugares toman el loose head scrum (cabeza afuera) como una opción fácil para ganar (sacar la pelota) y no como el arma principal para atacar. De un scrum estructurado, agresivo y controlado, fluirán secuencias y fases jugadas que serán ejecutados en la línea de ventaja. Con la nueva ley “jugador hacia la puerta” y jugadores quedándose en sus pies y descargando temprano, y esto pone a los atacantes en un modo seguro.

Analizando videos y juegos, vemos que no es difícil detectar que en la mayoría de los pilares izquierdo no empujan. Están obviamente pensando o fueron entrenados para concentrarse en la posterior ruptura y en la fase desde ese scrum. Sin embargo, un buen scrum es un ítem transferible y solidamente planeado “scrummaging” edifica autoridad y seguridad en cada uno.

En 1980-90 había un gran énfasis en atacar el scrum contrario, usado a menudo y mucho más importante para instalar una poderosa plataforma de un loose head. Se entrenaban bien a los equipos y varias opciones que se podían tomar para un scrum.

Opción 1

Pilar izquierdo empuja.

Pilar izquierdo adelante, pilar derecho atrás. Esto hace que el scrum avance por la izquierda, lo fácil del empuje (giro natural).

Opción 2

Ocho hombres.

El scrum entero empuja hacia delante en una línea estrecha. Usualmente empleado para el empuje del try pero era usado a veces para afirmar el dominio sobre el lado opuesto.

Opcion 3

Giro al revés.

Pilar derecho arriba e izquierdo atrás. Esto va en contra de “la naturaleza” pero realizado correctamente puede desmoralizar a la oposición. Australia en el 1984 Grand Slam, usó esto en contra de Gales y los derrotaron.

En el 2000, se ve una indecisión en el uso de estas opciones debido a lo cambios naturales del juego. Varias prioridades de los entrenadores en contener y ganar su propia pelota y sobre todo conservar la energía de los jugadores en la lucha del scrum. Obviamente los forwards fueron llamados para correr y defender más que lo que tuvieron que hacer antes, y si quedaron demasiados cansados por el scrum, luego serian ineficientes sobre el campo de juego.

Los buenos entrenadores vieron que para dominar un scrum opuesto debían ganar posición controlada así poder maximizar las opciones de ataque.

La teoría por lo tanto debería ser que se necesita ser agresivo en el lado que deseas correr, mientras se mantiene la presión, agresividad y el control de todos los ocho forwards hasta que la pelota quede fuera. Porque el lado de los izquierdos es el lado natural para el empuje, la mayoría de tus fuerzas deberían dirigirse hacia ese lado. Note que en este empuje el equipo atacante debe tener una buena línea de back con buena destreza y tenga cuidado con el medio opuesto que estará defendiendo en este lado. La línea de back de atrás y la del medio deberán comunicarse entre sí y el scrum ser efectivo y rápido.

Las opciones para la distribución de la pelota en este empuje es que:

El 8 levanta la pelota y va hacia la defensa decidiendo si da un pase rápido manteniéndose sobre sus pies (preferiblemente) o va al piso para un rápido ruck.

El 8 corre hacia la oposición el 6 lo bloquea por la derecha y el 9 por la izquierda (trípode) dejando al 7 para distribuir o recibir en penetración.

Sin embargo, esto no descarta el empuje a la inversa, como siempre se debe mantener a la oposición pensando. Esto también lleva la pelota hacia el lado de la línea de defensa de los medios, teniendo en mente que la ley obliga a la tercera línea a quedarse que la pelota salga. Esto permite que la pelota llegue más ceca de la línea de ventaja inmediatamente, creando una situación de 3 vs 2.

¿Cómo conseguimos esto?

Para estar seguros de implementar esto en un plan de juego, las aplicaciones físicas y técnicas son claves.

Aplicación Técnica

1. Tomarse rápidamente (siempre se debe ganar a la oposición en esto)

2. Ligarse rápidamente

3. Comunicación

Llamada al scrum
De los de atrás dependiendo de posición en el campo de juego
4. Actitud - Dominación e intimidación

Aplicación Física

1. Máquina se scrum para ritmo y llamadas.

2. Scrums vivos

3. Combate dinámico- Contacto y dominación

4. Mantener la presión en su totalidad

5. Organización colectiva para generar o controlar el giro a ambos lados

Ejercicios aeróbicos y anaeróbicos (una vez por semana)

1. 8 hombres rectos en el scrum – ‘y ahora - 2, 3, 4, 5’ (x 5)

2. Arriba en la izquierda– ‘y ahora 2, 3, 4 y agarrarse’ (x 5)

3. Arriba en la derecha- ‘y ahora 2, 3, 4 y agarrar’ (x 5)

4. Jugar las secuencias de scrum

5. Finalizar sesión con una caminata y estiramiento para eliminar el ácido láctico.


Para aplicar esto al plan de juego del equipo en el entrenamiento la sesión debe atender ocho lanzamientos en distintas partes de la cancha. Esto debería repetirse dos o tres veces. Todos los miembros del equipo deben estar concientes de las secuencias y fases del scrum.

Viéndolo del otro lado

En sentido opuesto, se debe trabajar el scrum para mantener el control. La probabilidad es que ellos responderán con una de dos opciones. La primera es que ellos se esforzarán con el derecho para oponerse a su empuje. Si no tienen un buen scrum, encontrarán esto muy difícil. Si funciona, el scrum atacante no deberá entrar en pánico, porque todavía se puede realizar un scrum prolijo. Efectivamente usted los ha comprometido completamente al scrummage incluyendo a los de atrás

La segunda opción (la más agradable) es que la oposición ira con el empuje y tratará hacer un giro forzado de 180º. Acá es donde los atacantes deben ser fuertes y bien entrenados. No deben permitir que el scrum gire completamente los 180º y deben usar como una ventaja el movimiento de la tercera línea en la línea de ventaja.

Los movimientos de la tercera línea son para ser ejecutados con velocidad para maximizar la oposición que está atrás. No complique estos movimientos y todos los jugadores involucrados los sabrán inmediatamente. Es también vitalmente importante que otras opciones de los terceras líneas estén disponibles en respuesta del scrum atacante; esta oposición no debería afectar todo el plan de ataque. Las opciones son como último recurso y solo deberían ocurrir en el scrum que perdieron su equilibrio, si hay alguien herido o si un jugador está físicamente gastado.

Conclusión

Un buen Rugby necesita tener un buen scrum para ganar su propia pelota. Si pueden atacar la oposición y alterar la calidad de la pelota, esto será un bonus. El scrum deberá ser disciplinado y responsable con todo el equipo entendiendo la estructura de la siguiente secuencia de ataque. Un dinámico scrum efectivo pone a la tercera línea opuesta fuera de la defensa. En el juego moderno esto es esencial si el equipo pretende tener éxito. Siempre si el equipo domina, luego podrán obtener más oportunidades de ataque. Además, un buen scrum en ataque creará autoridad y seguridad en cualquier lugar.

Fuente:Entrena Rugby

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos esperando tu comentario